Prevenir infecciones con el lavado de manos

Higiene adecuada de manos

Lavarse las manos es el factor más importante para prevenir el contagio de infecciones. El simple acto de lavarse las manos le puede ayudar a prevenir enfermedades, tanto a usted como a quienes lo rodean en el hogar, el trabajo o el hospital. Lavarse las manos con jabón y agua corriente elimina los gérmenes que usted no puede ver, pero que pudo haberse contaminado en su contacto con lo siguiente:

  • Superficies contaminadas
  • Otras personas
  • Animales
  • Deshechos

En Lakewood Ranch Medical Center, queremos resguardar a nuestros pacientes y visitantes de las enfermedades infecciosas causadas por los gérmenes. Aunque no los vea, los gérmenes se ocultan en todas partes. Cuando nuestras manos entran en contacto con ellos, podemos ser transportadores de enfermedades, no solo infectándonos nosotros, sino propagando infecciones a los demás. Las manos contaminadas pueden propagar desde afecciones leves como el resfrío común hasta enfermedades más graves como la hepatitis A y la meningitis.

Lamentablemente, aun hay personas que no recuerdan lavarse las manos en ciertas situaciones. Contribuya con la prevención de la propagación de enfermedades y siga la guía que se encuentra a continuación para lavarse las manos.

Cómo lavarse las manos de manera adecuada

Siempre lávese bien las manos para eliminar todos los gérmenes.

  • Use agua tibia para humedecer sus manos y aplique el jabón.
  • Frote sus manos vigorosamente y restriegue bien la superficie. Recuerde hacerlo también entre los dedos y debajo de las uñas. Haga esto por un mínimo de 20 segundos, ya que el frotado elimina los gérmenes de sus manos.
  • Enjuague bien y utilice una toalla para cerrar el grifo.
  • Por último, seque sus manos.

Es probable que no esté lavándose las manos con la frecuencia que debería. Cuando sus manos están contaminadas, usted puede infectarse al tocarse la nariz, la boca o los ojos, o puede propagar enfermedades cuando toca los alimentos de otras personas. Existen varias ocasiones en las que es imperativo que se lave las manos para evitar infecciones:

  • Antes, durante y después de preparar alimentos
  • Antes de comer
  • Después de ir al baño
  • Antes y después de tratar un corte o una herida
  • Después de estornudar, toser o sonarse la nariz
  • Después de tocar animales
  • Cuando sus manos están visiblemente sucias o después de tocar basura
  • Después de entrar en contacto con una persona enferma

Al lavarse las manos con frecuencia y con las técnicas apropiadas puede prevenir efectivamente la diseminación de gérmenes y la propagación de enfermedades.