Dos amigos + cuatro rodillas nuevas = grandes resultados

Cirugía de reemplazo de rodilla: Herb Booth

La cirugía de reemplazo de rodilla en Lakewood Ranch Medical Center hace posible que dos amigos vuelvan a disfrutar de su pasión por la fotografía.

Herb Booth y Chuck Luzier tienen muchas cosas en común. Luego de conocerse en la universidad mientras estudiaban fotografía, descubrieron que sus padres habían sido amigos de la infancia y que más tarde prestaron servicio en las Fuerzas Armadas en Vietnam. Al terminar la universidad, trabajaron juntos fotografiando fotos escolares de niños en bases militares estadounidenses por toda Europa, donde compartieron un apartamento en Alemania.

Luego, se mudaron nuevamente a los Estados Unidos, donde Herb inició un negocio de fotografía en el área de Sarasota y Chuck comenzó a trabajar para Associated Press y Reuters mientras disfrutaba de la vida marina y la fotografía de embarcaciones en su tiempo libre.

"Doctor, es hora de una nueva rodilla"

A sus 40 años, Herb comenzó a tener problemas con su rodilla derecha. "Tomar fotografías puede ser una tarea ardua: subir escaleras, cargar equipos, agacharse todo el tiempo... Es un gran esfuerzo para las rodillas", afirma Herb. Se sometió a la cirugía artroscópica esperando postergar un poco más el reemplazo de rodilla, pero para julio de 2014, Herb comprendió que ya era hora de optar por la cirugía. Se contactó con su médico, Vance Askins, MD, y le reemplazaron ambas rodillas en el Centro Ortopédico de la Columna y las Articulaciones de Lakewood Ranch Medical Center.

Los fisioterapeutas lograron que Herb se levantara y volviera a moverse a la mañana siguiente. "Gracias a la clase de preparación previa a la operación impartida por la coordinadora de cuidados Caroline McGrath, me sentía preparado y sabía qué esperar", comenta. "Los terapeutas me dijeron que la rehabilitación no solo es cuestión de días: es cada día. No puedes simplemente sentarte a esperar: TÚ tienes que poner manos a la obra". Herb volvió a trabajar luego de dos semanas y media, y continuó trabajando en sus ejercicios de fisioterapia tanto en su hogar como en el estudio.

Herb quedó más que conforme con su experiencia en Lakewood Ranch Medical Center. "Desde los cuidados que recibí hasta la manera en que administran el centro, es una operación de primera clase, y sigo recomendando el hospital a otras personas", afirma Herb.

"El dolor me estaba matando"

Testimonio de Chuck Luzier

Una de las personas a quien recomendó el centro fue a su amigo de toda la vida, Chuck Luzier, quien sufría dolores tan fuertes que ni siquiera podía caminar. Chuck vive a tres horas de Lakewood Ranch Medical Center, pero valoró la opinión de Herb. "Uno de mis objetivos era volver a mis actividades habituales", afirma Chuck, quien se sometió a dos reemplazos parciales de rodilla hace 20 años aunque le dijeron que se desgastarían y que, tarde o temprano, necesitaría una solución más permanente. "Me cansé de tomar analgésicos que no siempre me ayudaban con el dolor", comenta.

Como representante profesional de cámara, Chuck viaja aproximadamente 200 días al año. Debido a su agenda, Chuck decidió operarse una rodilla a la vez. Se sometió al primer reemplazo de rodilla con el Dr. Askins en febrero de 2015 y al segundo en julio de 2015. "Luego de mi primera cirugía, todo lo que Herb me dijo fue exactamente lo que sucedió. La clase de preparación fue sumamente útil y Caroline respondió todas mis preguntas", afirma Chuck. "Levantarme y caminar inmediatamente después de la cirugía sin duda marcó la diferencia. Los resultados que obtengas de la terapia dependerán de tu propio esfuerzo".

Chuck cuenta que retomó sus actividades tres semanas después de la cirugía. También comenta que tuvo las piernas arqueadas toda su vida pero que, después de la cirugía, sus rodillas finalmente quedaron derechas. "Desearía haberme operado antes. Soporté el dolor durante demasiado tiempo. No tener que lidiar más con el dolor es como haberme ganado la lotería", afirma Chuck.

Con respecto a su experiencia en el hospital, Chuck dice que fue maravillosa y se alegra de haber viajado desde tan lejos para operarse. "Desde el preoperatorio hasta el alta, Lakewood Ranch Medical Center es un centro de primer nivel. Nunca sentí que estuviera en un hospital, y he estado en varios. Fue una experiencia totalmente diferente y se lo recomendaría a todos", afirma.

Obtenga más información sobre el Centro Ortopédico de la Columna y las Articulaciones de Lakewood Ranch.