La madre de un joven paciente de urgencias en Fruitville comparte la historia de una "experiencia increíble"   

Mayo 9 del 2024

Jameson Wallenda jugando en un columpioNova Wallenda y su hijo Jameson, de 3 años, viven en Sarasota. Son parte de la familia Wallenda Circus, conocida por sus acrobacias en la cuerda floja y sus actos entretenidos. Nova comparte que a Jameson le encanta jugar al aire libre con sus amigos y actuar en el circo: ¡ya ha participado en siete espectáculos!

Hace unos meses, Nova se preocupó cuando Jameson no era su yo típico y enérgico. Tenía fiebre de 103 grados, le moqueaba la nariz y tosía sin parar.

“Tosía tanto que apenas podía dormir”, recuerda Nova.

Ella dice que tuvo miedo y se comunicó con el consultorio del pediatra de su hijo. Desafortunadamente, el médico no pudo ver a su hijo de inmediato, por lo que se dirigió a la sala de emergencias de Fruitville, ubicada en la I-75 y Fruitville Road, muy cerca de donde viven.

"Tan pronto como entramos, estábamos en una sala de examen en tres minutos, como mucho", dice Nova. 

Jameson fue diagnosticado y tratado por una infección del tracto respiratorio superior.

"El personal de urgencias fue absolutamente increíble con él", dice. “Le dieron pegatinas y el doctor le dio una paleta. Repasaron todo y me hicieron preguntas. Fue una experiencia muy reconfortante y maravillosa”. 

Lo que Nova agradeció más fue que vieran a su hijo tan rápido. Ella sintió que ellos realmente se preocupaban por él y que los trataban como si fueran familia. 

"Encontrar la sala de emergencias en Fruitville es como encontrar una mina de oro", dice.